Conde Mirasol, el sueño hecho realidad

Este ha sido, sin lugar a dudas, un año repleto de satisfacciones.

Desde que presentáramos Conde de Mirasol en el Salón Gourmet de Madrid, Expoliva (Jaén) o la muestra Anuga en Colonia, Alemania; la comunidad internacional ha recibido nuestro trabajo con respeto, colocando la marca Córdoba y el nombre de Rute, nuestra tierra, en el pódium de los mejores productores mundiales de aceite de oliva virgen extra.

Conde de Mirasol nació como una idea romántica, casi utópica que tuvo mi abuelo, XXXX Gordón. La misma fantasía que pasó a las tareas pendientes de mi padre y yo mismo he heredado: convertir unas cuantas tierras plagadas con 15.000 olivos de variedad hojiblanca en el mejor aceite de oliva del mercado.

Nos propusimos dar a conocer el manjar que durante décadas, nuestra propia familia había fabricado de manera artesana con las aceitunas que se recogen sólo el primer mes de campaña, en su punto justo de maduración y, por supuesto, enamorar al mundo con su excelencia.

En sólo dos años de andadura, perfeccionando procesos y aceites, nuestra labor ha alcanzado el reconocimiento del gremio y de los principales expertos del sector. Así, Conde de Mirasol ha reunido en su primer año de vida las principales medallas del sector en la categoría Premium:

– Gran Mezquita de Oro, Premios Mezquita (Córdoba, España).

– Premio Especial ELIO Berhnayer a la botella mejor vestida (Córdoba, España).

– Medalla de Oro en NYOOC (Nueva York, EEUU).

– Medalla de Oro en Olive Japan (Tokio, Japón).

– Top 90 Guía Evooleum (Aemo y Mercacei, España).

– 3er puesto Packaging AOVE Premium (Guía Evooleum, España).

– 2º Puesto absoluto Frutado Medio. Concurso Ovibeja (Portugal).

– 3er Puesto absoluto Frutado Medio. Top 10 de la Revista Der Feinschmecker (Alemania).

– 2º Puesto absoluto del Top 10 Tierraolivo (Jerusalén, Israel).

– Grand Prestige Gold. Concurso Terraolivo. (Jerusalén, Israel).

– Best Packaging Design Terraolivo(Jerusalén, Israel).

– Premio al Olivinus 2016. (Buenos Aires, Argentina).

– Premio  Olivinus Niños 2016 (Buenos Aires, Argentina).

– Olivinus Diseño 2016 (Buenos Aires, Argentina).

Debe haber sido la experiencia de estos olivos, de troncos anchos, leñosos y arrugados por el paso de los años. Debe ser la excelencia de sus frutos y sus cualidades. Debe ser el mimo con que estos se cuidan, así como los procesos de recogida, almacenaje y transporte. Debe ser el metódico tratamiento del zumo, sin agua ni coadyudantes, filtrado de inmediato.

Debe ser que es único y que ha sido muy deseado, pero Aceite de Oliva Virgen Extra Conde de Mirasol, ha cautivado los paladares más exigentes y ha llegado para imprimir magia en la gastronomía mundial.

Ahora, enfrentamos la recogida del próximo año con ilusiones renovadas y el orgullo de estar haciendo realidad un sueño de 3 siglos de antigüedad.

¡Bienvenidos/as!

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.